Comparto con vosotros esta entrevista que me realizó la terapeuta Sandra Gamero.

Sandra: ¿A qué te dedicas?

Gisela: ¡Es una pregunta muy simple y a la vez muy profunda!

De cara al público en general, podría decir que soy psicóloga y terapeuta gestalt, y tú pensarías que me dedico a escuchar a gente deprimida o trastornada, cosa que, en cierto sentido también es verdad. Pero yo soy la primera trastornada de todos mis clientes y eso nadie lo sabe.

Con esto quiero decir que, yo me dedico a poner luz en mis sombras para ser alguien más completo y, por ende, vivir más en paz con todo.

Lo único que he trasladado este quehacer al ámbito profesional porque me parece fascinante y tremendamente sanador. Que sea psicóloga, gestáltica, o vidente, es lo menos importante. Pero bueno, ¡todavía necesitamos una cheap jerseys carta de presentación!

¿Siempre has sabido cuál era tu vocación? ¿Cómo la descubriste?

Lo que siempre he sabido es que quería ayudar o incluso diría -con riesgo a que pueda sonar exigente-, que debía de ayudar. Hay algo ahí de destino personal, y es cierto, yo creo en la misión de cada persona.

Desde pequeña, y todavía hoy, me entristecía mucho ver a los vagabundos dormir en la acera y mi primer impulso era cogerlos y subirlos a casa, darles una ducha y algo de comer.

Como eso era inviable porque mi madre no me dejaba, cogía cualquier animal que estuviera sufriendo o abandonado, me lo llevaba a casa hasta que estuviera sano, y luego mi madre me obligaba a darlo en un centro o simplemente a dejarlo en libertad.

Toda mi familia solía terminar contagiada de algún virus que traía el animal excepto yo, que era quien los tocaba todo el tiempo. Ahí aprendí que el amor te da vitalidad, y el rechazo te la quita.

Todos los perros de mi pueblo me seguían. Y yo era una niña de apenas 6 años. Pero siempre les Generalprobe guardaba los huesos de las carnes y pescados que comía mi familia y si no había les daba magdalenas.

Había un perro, al que llamé Ásterix, que había perdido un ojo, y era mi preferido porque se comía las magdalenas con el papel, el pobre tenía tanta hambre que no me daba tiempo a quitarlo.

A mí me llenaba de amor todo aquello. En esa época comprendí que ese impulso nunca cesaría.

Has conseguido todo lo que has querido. ¿Cómo has perseguido tus sueños? ¿Nos puedes decir 7 Tips para las personas que deseen alcanzar sus sueños? 

Tengo que decir que no es cierto que haya conseguido todo aquello que he deseado, ¡por suerte!, pero sí es cierto que me he lanzado a conseguir sueños que otros no hubieran hecho.

Y es precisamente в esa inconsciencia o valentía (depende del punto de vista desde donde lo mires) el principal motor de este llamado “éxito”.

Mis tips para alcanzar los sueños son:

1) Encuentra aquello que realmente te apasiona, te mueve, te emociona. Aquello con lo que disfrutas será aquello que podrá convertirse en un wholesale nfl jerseys sueño.

2) No desesperes con aquello que ves ncaa como dificultad o impedimento: están ahí para que puedas lograr un nivel más alto de excelencia. Tómatelos como un reto.

3) Todo sueño comporta un riesgo, de lo contrario no sería tal. El miedo a fracasar siempre estará presente, simplemente deja que esté allí sin paralizarte.

4) Evita la comparación si eso te genera envidia y sentimiento de incapacidad. Compárate solo si eso te ayuda a mejorar y cheap mlb jerseys si tener un referente al que admirar te inspira.

5) Sé flexible ante los cambios. Un sueño no es algo cuadrado, fíjate si los cambios que te plantea la vida alteran la esencia de tu sueño y, si no es así, acepta que no todo saldrá exactamente como tu quieres.

6) Recuerda que tu sueño no es tuyo, sino de la vida misma. No persigas el éxito personal, sino el éxito colectivo. Eso te hará mil veces más feliz.

7) De vez en cuando, haz caso de los mayores, ellos tienen mayor recorrido y, por lo tanto, una experiencia más amplia. Aunque el 90% de la veces uno necesita “equivocarse”, no seas demasiado orgullos@, y escucha.

¿Qué cualidades tienes que te han permitido conseguir tus sueños?

Creo que la imaginación, como decía Einstein, es lo más importante. Si lo puedes imaginar, seguramente lo puedas lograr.

A medida que fui cayendo y levantándome, fui desarrollando las otras cualidades como, por ejemplo, paciencia, enfoque en positivo, aceptación, poner límites, valorarme…

¿Qué has hecho cuando no veías luz en medio del camino?

He roto con las creencias que me limitaban. Aunque a veces uno no se da cuenta de la existencia de esas creencias hasta tocar fondo.

En una ocasión, volver a ver la luz significó dejar algo a lo que estaba aferrada, como mi primer centro terapéutico. Automáticamente mis ingresos se duplicaron y pude reformular algo que inicialmente no veía factible.

¿El pedir ayuda cuando así lo has considerado te ha ayudado a seguir adelante?

Sí, aunque la mejor ayuda que he tenido es la escucha activa por parte de mi pareja o amig@s íntimos.

Especialmente el poder desahogarme en momentos de desesperación en que no sabía por donde seguir o tenía el miedo del (ilusorio) fracaso. A mi me ha servido que me apoyaran, a pesar de “perder” mucho dinero en el camino.

¿Tienes más sueños por cumplir?

¡Por supuesto! escribir más libros que tengo en mente, viajar trabajando, seguir rompiendo creencias que aún necesitan estar, y sentir que colaboro en un bienestar colectivo para vivir más amorosamente conmigo misma y con los demás.

¿Cuales crees que son los impedimentos para que la gente abandone o no se atreva a cumplir sus sueños?

El miedo, el conformismo y la creencia de no ser capaz. Aunque todo podría resumirse en una falta de autoestima y pérdida de poder personal.

Desde pequeños nos educan para ser iguales, nos catalogan con unas notas que te dicen si eres bueno o malo. En lugar de potenciar tus capacidades y ayudarte a descubrir tus pasiones, nos encorsetan en un mundo de normas y deberes.

Vamos perdiendo la ilusión, la imaginación, y se nos va enquistando el miedo, la desconfianza y, lo que es más triste, la desilusión.

Por eso creo tan necesario esa revisión de creencias que tanto daño pueden hacer.Watch Full Movie Online Streaming Online and Download

¿Cuál crees que es la creencia más arraigada para sabotear nuestra propia felicidad?

Creo que era Gandhi quien decía algo así como que tienes que convertirte en el cambio que quieres ver en el mundo. Para mí está hablando de poder personal, de responsabilidad, de autoestima.

La creencia de que el poder está ahí fuera, en los políticos, los jefes, o simplemente la pareja que si no me quiere no valgo nada, es lo que nos lleva a pensar que el cambio está fuera y no dentro, y eso nos hace profundamente inútiles y, por consecuencia, irremediablemente infelices.

Hay que renacer, reinventarse, reconstruirse, y ganar de nuevo esa autoestima, esa seguridad Spotmag#2 interna para que nuestro pensamiento, nuestra palabra y nuestra acción estén en armonía.

Esto es felicidad.

Una frase para compartir.

Compromiso con la vida.